Otros CDs

Usted ......................................................
Mi Padre ..................................................
From Portugal..........................................
Bobo Master ............................................
Los Errores de Occidente ........................
Descalzos en la Luna ............................... Hijos de un Domador ..............................
Paradise ..................................................
Un tobogán de Dos Kilómetros ................
Moscas en Diciembre ...............................
Teletransporte ..........................................
Disco Dios ...............................................
Electroshock Taronger ..........................

 

Osinaga, Comentario en sinetiquetas.com

No hay canción en todo el disco que me haya dejado indiferente. Al acabar cada canción me asaltaba la misma sensación de qué-será-lo-próximo. Eso ha conseguido que llegue hasta el último corte, el quince, disfrutando como un nño. ¡Y bailando! Qué pena que no me hayan pasado este disco antes de la Nochevieja. Lo hubiera puesto íntegro, de principio a fin. Éxito rotundo. Lo sabré yo, que me pasé toda la noche viendo películas viejas en la tele.

18, 88, 42 7, 17, 27, 66 ¡Bingo! Lo de este grupo es increíble. Ni en mis mejores épocas hubiera imaginado una canción basada en una sesión de bingo. ¿Qué más puedo pedir? 1, 22, 14, 20, 57, 71, 11 , 7 ¡Bingo! Maravilloso. Sigo con la boca abierta. ¡Han cantado bingo!


Otros comentarios

................................... laverdad.es



 

 

 

 






Osinaga. 2002. CD

01. James Bond Theme (Licencia Para Bailar)

02. From Portugal

03. Bingo

04. Somos Muchos Ye-Yés

05. Valerio

06. Quasimodo

07. La Fiesta de Scaramouche

08. Javiera

09. Pequeninho

10. Redemption Song (Kaiho No Kyoku)

11. In The Shadow

12. I Dont Know

13. El Turco

14. Farfalle

15. Vuelve A Mi



La historia de la música es una incesante búsqueda de ideas nuevas que nos sorprendan y emocionen. Miles de artistas aparecen cada año en un panorama siempre cambiante. Ese dinamismo es una las mejores virtudes de esta manifestación artística. Pero todos sabemos que la realidad es mas bien tediosa y luego los grupos con los que nos topamos suelen ser copias de copias, mas bien sosos y desde luego muy poco sorprendentes. Ahí es donde aparece la primera virtud de quienes si que son singulares. Los que apremian con su creatividad y su irreverencia. Los ciertamente creadores personales. Esa es la magia de Dwomo. Un dúo inclasificable, tenaz y agitador que presenta ahora su primer álbum.La historia de Dwomo es tan especial como sus canciones. Ellos no tienen nada que ver con estériles operaciones de marketing disfrazadas de modernidad (últimamente tan comunes) ni con una estúpida importación de ideas moda. Ellos dicen hacer Cosmic cocktail. Un agitado combinado con visión global (al menos en su visión metafórica). Dwomo son Jorge Loran Martín-Fabiani y Antonio J. Iglesias Zurita. Dos madrileños coleccionistas de sonidos, creadores de artefactos musicales. A sus canciones les aplican dosis de techno, impresionismo roquista, aires bailables y brisas exóticas. Tienen formación cosmopolita y se nota. Son responsables de tres cd singles imprescindibles y ahora los creadores de Osinaga, su álbum. Un titulo que es, dicen, una propuesta de apellido para el planeta. Al que le ponen música como si fuera un caleidoscopio girando a toda velocidad. Entre la provocación del rock y la sofisticación del lounge.

Revolucionarios y visionarios, Dwomo cantan a Marley en japonés (Redemption Song – Kaiho No Kyoku), ponen a James Bond en la pista (Licencia Para Bailar) y le hacen una canción del mismísimo juego del bingo. Frivolidad e inteligencia en grandes dosis. Una propuesta que habíamos soñado (¡por fin algo creativo en el panorama español!) y que traducen al modo retro-futurista. Conscientes de que lo suyo no es el karaoke ni la imitación. Vamos, que son casi como un complejo vitamínico. Estimulantes para el organismo, con buen rollo, imaginativos y sorprendentes. Habríque decir que, tal y como anda el patio, excepcionales.

(Tomás Fernando Flores, Siglo 21 Radio 3)